Ventajas de un proceso de ventas

Publicado por Alan Valderrabano

Alan Valderrabano

"Apasionado de las ventas y el marketing, mi misión es ayudar a las empresas y a los individuos a visualizar su potencial y alcanzarlo."

Una venta no se lleva a cabo improvisando, y si lo hace, seguramente sería mucho más efectiva y redituable si se tuviera un proceso establecido para llevarla a cabo. Incluso, esto multiplica el número de cierres, estas son algunas ventajas por las que eso sucede:

 

Agenda:

Cuando se tiene un proceso de ventas, uno de los primeros pasos es establecer la agenda. Esto brinda al comprador una guía de lo que se va a seguir, donde se empieza y a donde se va a llegar al terminar una reunión o una llamada. Por lo mismo, los compradores se sienten en control y platican más acerca de sus necesidades y preocupaciones, lo que ayuda a centrar la venta en él y cómo ayudarle. Es importante comunicar el propósito de la reunión, el beneficio y verificar que estén en la misma página.

 

Estrategia de prospección estable:

Cuando tienes un proceso de ventas definido, creas metas y estrategias para lograr cierto número de cierres. Lo que te permite establecer los métodos de prospección a través de los cuales vas a obtener a esos clientes, y te permite analizar qué funciona y que no, de manera que estén adaptados para lograr la mayor eficiencia. Lo que tiene como resultado un flujo constante de nuevos prospectos.

 

Vender a clientes ideales:

Establecer un perfil de cliente ideal, te permite conocer características importantes de tus clientes y cómo toman sus decisiones de compra. Lo que permite que ofrezcas tu producto a las personas correctas, crees contenido que les interese, lo transmitas a través de plataformas que visiten y, el poder mejorar tu producto y servicio con base en las necesidades de los clientes a los que quieres llegar.

 

Clientes satisfechos:

Si está estructurado y llevado de la manera correcta, un proceso de ventas efectivo tendrá como efecto un gran número de clientes satisfechos. Si tratas de brindar soluciones efectivas, llevas a cabo los procesos de manera correcta y amigable, y acumulas interacciones positivas con el cliente, es muy probable que vuelvan a consumir tu producto. Lo ideal es que se siga dando seguimiento a esos clientes aún después de la venta. Es mucho más costoso para un negocio el proceso de conseguir un cliente nuevo, que mantener uno existente.

 

Está claro que tener un proceso de ventas tiene muchas ventajas, conoce cómo estructurar un proceso de ventas efectivo descargando nuestra guía gratuita.

 

Nuevo llamado a la acción

Categorías: Ventas